A la Virgen de la Soledad (Poesía)

Publicado por iveargentina en

El seminarista Rafael Lizárraga, de nuestro Seminario Mayor «María, Madre del Verbo Encarnado», escribió una poesía a una antigua imagen de la Virgen de la Soledad ubicada en nuestra Iglesia, «Nuestra Señora de los dolores»

La Virgen de la Soledad

Esta antiquísima imagen perteneció a la Familia de los Padre José y Gustavo Domínguez, misioneros de nuestro Instituto. La compraron en la provincia de San Luis. El vendedor contó que una tradición familiar señalaba que al traerla en barco desde España, una tormenta amenazaba con hacer naufragar el barco, circunstancia en que la tripulación le prometió a la Virgen hacerle la urna con parte del maderamen del barco si llegaban a destino. Según la boleta de compra, pertenecía a una familia Bahamonde, poseedora de una estancia en la Prov. de Buenos Aires. La regalaron después de que sus hijos ingresaron a nuestro seminario.

El texto

A la Virgen de la Soledad de la Finca

La vi sentada…
Yo, simplemente,
por allí pasaba,
como cualquiera.
Mas, de repente,
mi vista,
por una atrayente
figura
se vio reclamada.
Intenté ignorarla…
Aunque, insistentes,
mis ojos clamaban:
¡Déjame mirarla!
No pude…
¡No pude pasarla
por alto!
¡Felizmente!
¡y allí estaba!
Sencillamente,
estaba sentada…
Y ahora,
no puedo olvidarla…
Frecuentemente
vienen a mi mente,
recuerdos dulces
a conmemorarla.
Las horas se pasan,
sin violencia,
suavemente,
contemplando sus lágrimas,
su soledad,
y su humilde mirada.
Pienso en su cuerpo sin fuerzas…
en su corona de plata…
en su aureola con puntas floreadas,
por ángeles guardada…
Y su vestido escarlata
que cubre:
la agonizante carne sin mancha…
dorados lo recaman…
Su velo de duelo, azabache,
protege
su cabeza de esclava,
de amor resignada…
Su rostro sufriente
denota el latente
dolor de la muerte
que la tiene
extasiada,
¡Y sin alma!…
Sus ojos, deleite,
fijamente clavados
en el vacío
que ha dejado
la Víctima Sacrificada…
¡Y llenos de lágrimas!
que la pena maldita
hizo que brotaran,
y que, a su cara,
rosada la dejan
¡de tantas!
y amargas…
¿amargas?
Sí, mas no de rabia…
Amargas de aflicciones,
siendo la pérdida
alta…
Sus manos delicadas,
de culpas vacías…
¡Manos honradas
por Dios escogidas!
En el pecho, la una,
indicando las dagas
que llagan,
sin lástima:
¡Su Corazón!
igualmente,
de plata,
como la corona…
Ya que señalan
la estirpe noble,
de esta Virgen casta,
que Llena de Gracia,
ha llorado por todas
las faltas
que, rebeldemente,
en el mundo cometen
los hombres,
sin arrepentirse
de su conducta errada.
¡Corazón amante!
¡Encendido y llameante
de ardores!…
palpitante…
Y sobre sus piernas
lleva,
la corona de espinas,
sostenida
por la otra mano,
juntamente
con un clavo punzante,
de la muerte, culpable,
del Verbo Hecho Carne.
¡Hermosa doncella!
¡Mujer Resistente!
Mi Madre…
¡Lo que padeces!
Tu boca entreabierta
refleja:
Lacerante,
gemidos hace
que se te escapen…
¡Valiente eres
por no desesperarte,
y por sufrir, pacientemente,
lo que tanto bien
nos trae!
¡Oh herida preciosa!
Que, en aquella tarde,
me engendraste
perpetuo descendiente
de esta Nueva Eva
que aparece…
Finalmente
confieso que,
muy ignorante,
probé reanimarla.
En verdad no sabía
lo que Ella siente,
al perder esa Vida
que portó en su vientre,
durante nueve meses,
y que un día,
amorosamente,
por su Fiat,
dio a luz en Belén,
en un pesebre
¡María!
¡Y allí está todavía!
Sentada…
¿quién podrá consolarla?
Sentada está,
mansamente…
Perseverante
para mostrarme:
lo que el pecado hace,
y lo que cuesta al amante
remediar tantos males:
del Hijo, la muerte…
la soledad de la Madre…
la ingratitud de las gentes…
la indiferencia indolente…
la desconfianza…
¡lo que más la muele!
Sola está,
y obediente…
en compañía del aire,
abandonada y sin nadie,
pues ¿penetrar puede alguien
en dónde Dios solo cabe?
Y si Dios ha muerto, entonces
¡SOLEDAD DE SOLEDADES!

Categorías: Seminario Mayor

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbase a nuestra lista de correo para recibir invitaciones y noticias.

Ingrese su dirección de correo electrónico.

 
A %d blogueros les gusta esto: