Los seminarios menores han sido “erigidos para cultivar los gérmenes de vocación” (Cf. OT, 3). Puesto que “como elemento integrante de nuestra espiritualidad, debemos saber llamar,
enseñar, dirigir, acompañar y seleccionar las vocaciones” (Cf. Directorio de espiritualidad, n° 118) , el trabajo con seminarios menores entra de lleno en nuestra espiritualidad.

El 27 de diciembre de 1987, luego de la experiencia iniciada el año anterior en un edificio de la Casa de Formación Mayor “María Madre del Verbo Encarnado”, se funda la Casa de Formación Menor “San Juan Apóstol”, la primera de esa índole en nuestro instituto. Su fin es el de “ayudar a los adolescentes que parecen poseer gérmenes de vocación a que la disciernan más fácilmente y puedan responder a ella” (Cf. RF, 11.).

Establecido en la calle Rawson, a pocos minutos caminando de La Finca, ha sido la casa por la que pasaron numerosos niños y jóvenes que hoy son sacerdotes misioneros en todo el mundo.

Ciertamente que, si su fin es cuidar la vocación religiosa – sacerdotal, la Santa Misa, la adoración eucarística, el rezo del rosario y de las demás oraciones repartidas a lo largo del día, constituyen sus principales actividades de cada día. En efecto, “si hay vida espiritual seria, los gérmenes de vocación se desarrollan y se facilita el discernimiento (…). Si no se busca la santidad del seminarista todo va condenado a la esterilidad y al fracaso” (Cf. Directorio de seminarios menores, n° 13.). A esto hay que sumar la dirección espiritual, los retiros mensuales y los ejercicios espirituales ignacianos anuales para los seminaristas menores de los cursos más altos.

Dentro de la formación de los seminaristas menores, además de la oración se encuentran actividades culturales y deportivas. No solo se fomentan y proveen momentos de estudio en orden a la formación escolar secundaria, que los seminaristas reciben en el Bachillerato Humanista “Alfredo R. Bufano”, sino que se busca la promoción cultural mediante Juegos Florales, Convivia, exposiciones mensuales de diversos temas, el teatro, el uso de la Biblioteca, etc.

A esto hay que sumar el deporte, necesario para la educación de la virtud; y la eutrapelia (nombre con el que nos referimos a la recreación), de gran importancia y esencial al espíritu de nuestro instituto (Cf. Cfr. Constituciones del Instituto 3).

Actualmente viven en esta casa 28 seminaristas menores, 5 bedeles y 3 sacerdotes.


Contacto

    Dirección: Rawson 2505 (5600)

    Correo: menor.sanrafael@ive.org

    Tel.:+54 (260) 4420006

     

Subscríbase a nuestra lista de correo para recibir invitaciones y noticias.

Ingrese su dirección de correo electrónico.