Tercera Orden

 
 

¿Qué es la Tercera Orden Seglar del Instituto del Verbo Encarnado?


Tercera Orden en Argentina

La Tercera Orden Secular del Instituto del Verbo Encarnado es un grupo de fieles laicos, cuyos miembros viviendo en el mundo, desean participar del espíritu de este Instituto para buscar de modo más seguro y eficaz la propia perfección cristiana en todo el amplio campo de la vocación laical bajo la alta dirección de este Instituto y para realizar la santificación de todos los hombres por medios de las obras del apostolado. Se unen a nuestra Familia Religiosa procurando vivir el mismo espíritu que guía a nuestros religiosos con las adaptaciones propias de su estado.

Los laicos de la Tercera Orden del Instituto del Verbo Encarnado forman con nosotros una única familia, unidos por la misma fe, los mismos fines, la misma misión, el mismo carisma, la misma índole y el mismo espíritu

Grados de la Tercera Orden

Hay tres diferentes niveles de compromiso:

  • Primer nivel: aquellos fieles laicos que se obligan libremente por medio de votos privados o por algún otro vínculo sagrado.
  • Segundo nivel: constituido por distintos Movimientos Laicales, cada uno de estos con su propia organización, para que los laicos que quieran puedan asociarse para el apostolado y la misión.
  • Tercer nivel: constituido en forma amplísima, por todos aquellos fieles cristianos laicos o sacerdotes de todo el mundo que siendo amigos, simpatizantes, bienhechores, familiares, etc., quieren compartir con nosotros el espíritu de nuestra familia religiosa, formando así parte de la Hermandad del Verbo Encarnado.


Lugares donde se encuentra

Tercera Orden en Hong Kong

En la actualidad y por gracia de Dios nuestra Familia del Verbo Encarnado cuenta, en los distintos y variados lugares donde trabaja, con numerosos fieles laicos que participan de nuestra espiritualidad y de nuestra obra apostólica. Podemos encontrarlos en los 5 Continentes en países como: Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Estados Unidos, Canadá, Italia, España, Holanda, Islandia, Francia, Ucrania, Albania, Rusia, Tayikistán, Túnez, Egipto, Jordania, Israel, Palestina, Taiwan, Hong Kong, Filipinas, Papúa Nueva Guinea, etc.

En Argentina tenemos grupos de la Tercera Orden especialmente en San Rafael, Buenos Aires, Jujuy, Salta y Santiago del Estero.

Actividades de la Tercera Orden en la Provincia «Nuestra Señora de Luján»

  • Reuniones locales en los diversos centros.
  • Ejercicios Espirituales según el método de San Ignacio de Loyola.
  • CIDEPROF (Centro de Investigación de la Problemática Familiar)
  • Grupo “Cruzados de Jesús”
  • Jornada de las Familias
  • Campamentos para niños, jóvenes y estudiantes.


¿Cómo contactarse?

Puede escribir al siguiente e-mail: terceraorden@iveargentina.org. Contamos con el boletín semestral «Reina del Plata» (Iniciado en 2009 año con ocasión del 25º aniversario del Instituto).

¿Cómo debe ser la formación de los laicos de la Tercera Orden?

Formación Espiritual

Nunca debe faltar en sus almas la vida divina, y ésta debe crecer día a día.
Deben prestar mucha atención a la vida de oración, a la participación digna y fructuosa de los Sagrados Misterios, a la dirección espiritual, a la participación de los Ejercicios Espirituales según el método de San Ignacio de Loyola y de días de retiros.
Deben esculpir en sus almas el modelo de un laico del Verbo Encarnado, de acuerdo a la espiritualidad y a la doctrina de nuestra familia religiosa.
Ante todo han de hacer hincapié en la Misterio del Verbo Encarnado, centro de nuestra espiritualidad, y en la Consagración a la Santísima Virgen, según el método de San Luis Grignion de Montfort.
Deben amar las cosas las cosas sagradas, principalmente la Santa Misa, el Sacerdocio, la Sagrada Escritura, y el Santo Padre.

Deben amar al Instituto, por la práctica de la espiritualidad propia de nuestra Familia.

Espíritu de Familia

Debe fomentarse la virtud de la caridad y el espíritu de familia: por la oración en común, el testimonio de vida, el buen ejemplo, etc.
El espíritu de familia debe ser siempre un distintivo de nuestros terciarios.
No se ha de restar importancia a la organización de distintos eventos fuera de las reuniones mensuales, como peregrinaciones, días de campo, etc.

Formación Humana

La formación humana es el fundamento de toda formación. Tiene que haber una recta comprensión de la relación entre naturaleza y gracia.
Deben educarse en el amor y conocimiento de la verdad por medio de una formación intelectual amplia, con una fiel adhesión al Magisterio de la Iglesia.

Principalísimamente hay que apuntar a la formación de una conciencia recta, y a serle fiel, ya que por ella se manifiesta la voz de Dios. Asimismo es necesario formar adecuadamente la voluntad, mediante la práctica constante de todas las virtudes y el dominio de las pasiones.

Formación Intelectual

Hay que formar las inteligencias, de tal manera que puedan responder a las exigencias del propio tiempo.
Deben tenerse criterios cristianos y sobrenaturales.

De la formación de buenas y sanas inteligencias, de serios y responsables profesionales, de comprometidos seglares, depende en gran parte la extensión del Reino de Dios y la misión del Instituto en el mundo.

Formación Pastoral

Además del Mandamiento de la Caridad al cual esta obligado todo bautizado, el terciario recordará que ese compromiso debe ser ‘concreto’ y no pocas veces ‘planeado’. Cada cristiano debe velar por las necesidades del que tiene a su lado. Han de trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y recibido por todos los hombres en todo el mundo. Ninguno de los miembros puede prescindir del sagrado deber del apostolado. No se dejará de enfatizar, sin embargo, la supremacía del ejemplo diario y personal de Vida Cristiana.
© 2012 Instituto del Verbo Encarnado - IVE - Argentina
Powered By Webmasters IVE Argentina